Ejercicio espiritual: Abramos la puerta

Spiritual exercise for children for Christmas - opening the door of your heart

Si observamos la puerta a la que Jesús llama, vemos que no tiene manilla. Simboliza la puerta de nuestro corazón, que solo puede abrirse desde el interior. ¿Has abierto tu vida a Jesús? Él no entrará a la fuerza; tú mismo debes abrir.

«He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo» (Apocalipsis 3:20)

Si has invitado a Jesús a entrar en tu vida, ¿en qué medida lo haces sentirse bienvenido? ¿Qué lugar le das?

Para ayudarte a responder a esta pregunta, piensa en los demás integrantes de tu familia. Los saludas por la mañana. Te interesas por su felicidad y bienestar. Cuando vienen amigos de visita, se los presentas. Te sientas con ellos a conversar. Comes en la misma mesa. Sería de mala educación hacer como si no existieran u olvidarse de su presencia.

Al recordar el nacimiento de Jesús este mes, piensa en el lugar que ocupa Él en la casa de tu vida.


Imagen de Evans E/Flickr. Texto adaptado de la revista Conectate.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s