Amor: Páginas para colorear

Slide6Slide4Slide5

Advertisements

Ebenezer y la historia de Navidad

A comienzos del siglo XIX, la Navidad (en Norteamérica) casi había desaparecido. Por ejemplo, el periódico The Times no mencionó ni una sola vez la Navidad entre 1790 y 1835.

pilgrimMuchos de los colonos norteamericanos en el siglo XVII eran puritanos, un grupo muy estricto de protestantes que pensaban que la Navidad era una celebración católica y por tanto no debía celebrarse. Y durante los siguientes doscientos años, hasta el comienzo del siglo XX, no se celebró la Navidad en la mayoría del territorio norteamericano, y los que sí lo hacían, lo conmemoraban de forma sencilla.

Inglaterra, bajo el gobierno de Oliver Cromwell (un dirigente protestante que gobernó Inglaterra desde 1653 hasta 1658) tampoco se celebró. Aunque en 1660, dos años después de la muerte de Cromwell, se levantó la prohibición y se instauró nuevamente la festividad de la Navidad. Sin embargo, desde la mitad del siglo XVII hasta el final del siglo XVIII —durante casi 150 años— las celebraciones navideñas no se parecían en nada a las actuales. Fue durante la era victoriana que se adaptaron la mayoría de las tradiciones que celebramos hoy en día. ¿Qué fue lo que cambió? Un hombre que escribió un relato navideño tuvo mucho que ver con todo esto.

dickensEn 1843, el novelista británico Charles Dickens (1812-1870) escribió Un cuento de Navidad. Se trata de uno de los relatos navideños más populares aparte del relato de la primera Navidad. En su novela, Charles Dickens idealiza cierto tipo de Navidad en la que basamos muchas de las impresiones de cómo pensamos que deben ser las navidades. Quizás pienses que cuando él escribió una descripción tan espléndida de la Navidad que celebraba la familia de Tiny Tim, era un reflejo de cómo se celebraban en Inglaterra: el árbol, los villancicos, la cena con pavo, la familia reunida, los regalos. Pero nada más lejos de la realidad. Por lo menos en esa época.

«Cuando leemos o escuchamos Un cuento de Navidad», dice Bruce Forbes en la entrevista que le hizo un programa de radio regional, «no vemos un reflejo que cómo eran las navidades en su época; estamos viendo cómo le gustaría a Dickens que fueran».

A comienzos del siglo 19, las navidades no eran tal como se reflejan en Un cuento de Navidad. «Había muchísimo desempleo —afirma el estudioso de Dickens, John Jordan— había mucha miseria, y él vio la Navidad como algo que podía contrarrestar los efectos negativos de la revolución industrial». Por eso, queremos agradecer a Charles Dickens por mirar más allá de cómo se celebraban en su tiempo y crear una visión de algo mucho mejor.

Nada puede detenerte de crear tus propias tradiciones navideñas que tengan para ti un significado sincero y especial.

Decide qué cosas maravillosas harás por los que amas; baña tus acciones en amor, y disfrutarás de las mejores tradiciones navideñas.


Text adapted from Anchor. Image 1 by Vectorfree.com; other images in public domain.