Posted by: Free Children's Stories | May 28, 2016

La Leyenda de Honi

the-circle-maker-03

Cuenta la leyenda que una sequía devastadora amenazaba con destruir a toda una generación, la generación que precedió a la de Jesús. El último de los profetas judíos había muerto casi cuatro siglos antes de eso. Los milagros prácticamente habían quedado en el olvido. Y de Dios no se escuchaba nada. Sin embargo, hubo un hombre, un anciano muy sabio que vivía fuera de los muros de Jerusalén, quien se atrevió a orar a pesar de las circunstancias que reinaban. Se llamaba Honi. Y aunque la gente ya hacía tiempo que no podía escuchar de Dios, él estaba convencido de que Dios aún podía escucharlos a ellos.

Con su cayado de dos metros, Honi dibujó un círculo en la arena. Luego se hincó de rodillas y alzó las manos al cielo. Con la autoridad del profeta Elías que hizo descender fuego del cielo, Honi rogó por lluvia.

Señor del universe, juro por Tu gran nombre que no me moveré de este círculo hasta que hayas manifestado Tu misericordia sobre Tus hijos.

Y entonces, sucedió.

A medida que sus oraciones ascendían hacia los cielos, las gotas de lluvia comenzaron a descender sobre la tierra. La gente se regocijó por la lluvia, pero Honi no estaba satisfecho con una llovizna. Aún de rodillas en el círculo, Honi alzó la voz por encima de la algarabía.

No oré por una lluvia como ésta, sino por lluvia que llenase las cisternas, las fosas y las cavernas.

La llovizna se convirtió en un aguacero tan tremendo que la gente tuvo que huir hacia el monte del templo a fin de escapar de las inundaciones. Honi permaneció en su círculo de protección, orando.

No oré por una lluvia como ésta, sino por lluvias de benevolencia, de bendición y de gracia.

the-circle-maker-07

Y entonces, como un chaparrón amable y bien proporcionado, comenzó a llover con perfecta moderación. Algunos miembros del Sanedrín procuraron excomulgarlo pues consideraban que sus oraciones eran demasiado atrevidas para su gusto, pero nadie podía repudiar el milagro. Con el tiempo, a Honi el demarcador de círculos lo honraron por su «oración que salvó a una generación». El círculo que dibujó en la arena simboliza el poder que tiene una sola oración para cambiar el curso de la historia. También es un recordatorio de una verdad eterna: Dios honra las oraciones audaces porque las oraciones audaces honran a Dios.

Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.(Hebreos 4:16, NTV)


Publicado en Áncora en febrero de 2012. Traducción: Quiti y Antonia López.
Tomado del sitio web
Catalyst (www.catalystspace.com).
La versión en línea de este artículo (en inglés) puede encontrarse en
http://www.catalystspace.com/content/read/the_circle_maker/. Texto y arte extraido del libro “The Circle Maker” (El demarcador de círculos), por Mark Batterson.

Advertisements

Responses

  1. Excelente explicación gracias por la traducción


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: